Recomendaciones del veterinario para convivencia de gatos y embarazadas

En este artículo queremos despejar las dudas que pueda tener una embarazada a la hora de convivir con su gato por el temor a la Toxoplasmosis.

La transmisión

La infección de la Toxoplamosis se transmite sobre todo por la ingestión de carne cruda o poco hecha, por algunas verduras, leche sin pasteurizar y por agua contaminada por las heces de gato parasitado.

Las embarazadas ( y las personas inmunodeprimidas) deben tener cuidado de no infectarse de esta patología. Lo primero es saber si ya dispone de anticuerpos frente a la enfermedad. Si los tiene, ya no hay motivo de preocupación por la convivencia con el felino o con comer carne más o menos cruda, embutidos etc.

Si no tiene anticuerpos, podemos hacer una analítica a nuestro gato para saber si es hospedador del virus o no. Si no lo es, hemos de procurar alimentarlo con comida comercial para gatos y evitar que cace o coma carne cruda. Si lo es, tratarlo para que deje de serlo.

En cualquier caso, con las siguientes pautas evitaremos el riesgo en la convivencia con nuestro gato:

Retirar diariamente el arenero del gato y lavarlo a una temperatura superior a los 65º y que esta limpieza no la realice la embarazada. Una correcta higiene de manos.

El Toxoplasma gondii, el parásito que transmite la enfermedad, que se hospeda en el gato y que expulsa a través de sus heces, no produce contagio hasta las 24 horas de ser excretado. Si lavamos el arenero diariamente evitaremos que contagie.

No obstante, el contagio por convivencia con el gato es más improbable que la ingesta de carne cruda o poco hecha, embutidos, verduras mal lavadas o leche sin pasteurizar.

 Recomendaciones

Por lo que dejamos aquí las medidas preventivas frente a la toxoplasmosis recomendadas tanto a embarazadas como a personas inmunodeficitarias:

 

  • La carne muy hecha. Al cocinarla debe alcanzar una temperatura de mas de 65 grados en todo su espesor. También podemos congelarla por debajo de 20 grados durante al menos 48 horas.
  • Uso de guantes al manipular tierra, jardines, plantas, huertas.
  • No consumir verduras o vegetales crudos o sin lavar.
  • Evitar el jamón serrano poco curado y los embutidos.
  • limpiar y manipular adecuadamente los utensilios de cocina que han estado en contacto tanto con carne como con verdura cruda contaminada.
  • Lavarse bien las manos tras realizar alguna de las actividades mencionadas.
  • Si convives con un gato, dale alimentos Nada de carne cruda o poco hecha. Evitar que cace.
  • Revisiones periódicas de nuestro gato en el veterinario y hacerle el test de anticuerpos frente a la toxoplasmosis.
  • Que las labores de limpieza de los excrementos no las realicen embarazadas (o personas inmunodeprimidas) y lavarse bien las manos después de tener contacto con ellos. Recordad que hay que retirar las heces del gato antes de 24 horas para evitar contagios.

 

EL BLOG DE LA CLÍNICA VETERINARIA

filaria
Sep 07 2022

La filaria o «gusano del corazón»

Incidencia de la filaria ¿Cómo podemos prevenir la infección de filaria?   ¡Bienvenidos! Para los que habéis vuelto de vacaciones recordad que según la zona donde...
chequeo veterinario postvacacional
Sep 07 2022

Un chequeo a la vuelta del cole, una buena idea

¿Sabes cuáles son las pruebas que más te interesan realizar? ¿Qué te recomendamos? Estamos en plena “vuelta al cole”, vuelta a las rutinas y vuelta a los buenos...
Pautas para la adopción de mascotas
Sep 06 2022

Consejos antes de adoptar una mascota

Consenso Conocer al animal Obligaciones La adopción de mascotas gana peso en nuestra sociedad frente a otras formas de hacerse con un animal de compañía. Es por ello...