Seleccionar página

Rehabilitación y Fisioterapia

Rehabilitación con terapia láser

¿Qué es la terapia láser?

Los láser terapéuticos utilizan determinadas longitudes de onda de luz (rojo e infrarrojo cercano) para producir una reacción fotoquímica y el efecto terapéutico. Entre los beneficios fisiológicos: aceleración en la cicatrización y recuperación de lesiones, reducción del dolor, aumento de la circulación y disminución de la inflamación.

 

EFECTOS TERAPÉUTICOS DEL LASER

En cada sesión y sin dolor, la energía del láser aumenta la circulación, disminuyendo el edema y aumentando el aporte de oxígeno y nutrientes a la zona dañada. Todo esto aceleran la recuperación del tejido. También reduce la inflamación, la hinchazón, los espasmos musculares, la rigidez y el dolor. Según la zona dañada Va recuperando la normalidad, se restablece la función y se alivia el dolor.

Antiinflamatorio: produce un efecto anti-edema.

Analgésico: afecta positivamente a los receptores del dolor.

Mejora la actividad vascular: aumenta significativamente la formación de nuevos capilares, acelerando así el proceso
de curación de tejidos dañados, curando heridas rápidamente y reduciendo el área dañada.

Mejora la función nerviosa:se usa para tratar lesiones nerviosas tales como parestesias traumáticas o iatrogénicas, disestesias…

Mejora la actividad metabólica: aumenta la producción de enzimas específicas para el transporte de oxígeno, facilitando así la reparación y la regeneración de células dañadas.

Mejora en heridas blandas y tejidos: permite heridas, úlceras y mucositis curen más rápido gracias a la bioestimulación y regeneración tisular.

EFECTOS CELULARES

Durante la terapia con láser, la luz láser infrarroja interacciona con los tejidos a nivel celular. Produce un aumento del metabolismo dentro de la célula, mejorando el transporte de nutrientes a través de la membrana celular. Se incrementa la producción de energía celular (ATP), generando una cascada de efectos beneficiosos, con aumento de la función y salud celulares.

Fisioterapia

Los beneficios que la fisioterapia aporta a tu mascota son: disminución del dolor y la inflamación; tratar la atrofia muscular, para que no disminuya el tamaño del músculo y que no pierda fuerza, se incrementan de este modo la fuerza e independencia musculares; que tu animal recupere su normalidad y autonomía a las actividades diarias; incrementa la resistencia cardiovascular; reduce espasmos musculares y mejora la cicatrización.