Seleccionar página

Los gatos, como también los perros y nosotros, son animales difodiontos, es decir que van a tener dos denticiones a lo largo de su vida. Una primera dentición provisional, llamada comúnmente “de leche” y definitiva, al alcanzar cierto grado de madurez.

Mantener su boca sana evitará problemas y sufrimientos a nuestro compañero.

Centrándonos en los gatitos, estos nacen sin dientes. Su primera dentición comienza a aparecer a partir de la segunda o tercera semana de vida. Estas piezas de leche son delgadas, pequeñas, afiladas y con largas raíces.

Aproximadamente en la octava semana tendrá completa esta primera dentición, que estará compuesta por 26 piezas. A los 3 meses de edad aparecen las primeras piezas definitivas, que irán desplazando a las anteriores. Esta segunda dentición Suele estar completa entre los 6 y 7 meses. Está compuesta de 30 piezas.

A veces durante el cambio de una dentición a otra, los dientes de leche no se caen y permanecen a la vez que los definitivos. Esto puede acarrearles distintas afecciones, por lo que es conveniente revisarlos durante esta transición y acudir al veterinario si ocurre esta circunstancia.

Cuidados dentales

Conviene que acerques tu gato al veterinario cuando tenga la dentadura definitiva, para que revise que todo el proceso ha transcurrido de forma normal y si el animal necesita una limpieza de boca.

Limpiar en casa sus dientes también es fundamental. Lo ideal sería que realizaras el cepillado de dientes a tu gato a diario, o por lo menos un par de veces en semana.

Puedes utilizar una gasa o un cepillo de dientes blando. Existen tanto cepillos como pastas específicas para gatos en el mercado (no utilices tu pasta de dientes con tu gato). Procura escoger un momento y un ambiente relajado para esta operación. Ve acostumbrando poco a poco al animal a la limpieza. Comienza limpiándole un par de piezas y ve aumentándolo gradualmente en las sesiones siguientes.

Si tu gato no se deja limpiar los dientes, acude a tu veterinario para que te oriente y establezca pautas para la conservación de su boca.

Una alimentación adecuada ayuda ala conservación de su higiene bucal. El alimento seco ayuda a mantener su limpieza. También algunos juguetes ayudan a este objetivo.